el diedro del 73

El Parque Nacional de Ordesa fue nuestro segundo encuentro con la roca española. El plan era pasar unos 5 días en Torla, un pueblito hermoso a los pies del los Pirineos, muy cerca de las zonas donde íbamos a escalar. Nuestro gran amigo y anfitrión de lujo, Luis, nos llevó hasta Torla, en su furgo Ford Westfalia modelo 90, una verdadera joya de carro, con sus parches de cinta americana y sus arreglos improvisados, le dan un toque tan familiar.

El primer día nos da para llegar y buscar camping, acomodar las cosas y nada mas…. Teníamos visto dos vías en la zona de Ordesa, el Pilar de Primavera (D+ 250m) y el Diedro del 73 (TD 350M). En mi mente tenía planificado probar la roca de Ordesa entrando primero al Diedro del 73 y luego ir por el Pilar de Primavera (al final el Pilar se quedó como pendiente…. Ya verán porque 😉 ). Carlitos, había leído que recomendaban probar el Pilar y luego ir a por el Diedro…. no me pregunten por qué, pero no le puse mucha atención y decido seguir con el plan que tenía en mente (primera).

Ya el segundo día tipo 8:30 estamos en camino a la pared. Entramos al parque y seguimos el sendero que indican todos los foros en Internet. Esta vez somos tres, Carlitos, Alejo y yo ( Johnny tomó otros rumbos…. es mas este momento no se donde está :P).  Una cordada de tres tiene sus ventajas y desventajas, ventaja: le hace una cordada mas descanzada porque reparte entre mas personas el abrir los largos, pero la desventaja es que la vuelve una cordada mas lenta, al tener que asegurar a dos escaladores cuando uno llega a la estación.

Ya en el pie de la vía nos encontramos con una cordada que ha iniciado el primer largo, ellos nos dan una noción de por donde va la escalada. Los ecuatorianos, sin decirnos nada empezamos a organizar todo. Carlitos y Alejo empiezan a organizar las cuerdas, yo organizo los cintas, los mosquetones, los nuts y camalots. Todo esto quiere decir que iniciaré punteando el primer largo.

Son las 11 de la mañana, bastante tarde para lo planificado, las cuentas no me cuadran…. son 10 largos de cuerda, a una hora por largo, dan un total de 10 horas, eso quiere decir que estaríamos saliendo de la vía a las 21:00 horas como ideal, pero todos sabemos que la vida tiende más a lo real que a lo ideal…. de todas formas, el sol deja de alumbrar a las 20:00 horas…. eso nos deja  con una hora sin luz, para resolver el último largo, en el mejor de los casos…. no me pregunten por qué, pero no le puse mucha atención y decido seguir con el plan que tenía en mente (segunda). No comento nada de esto con mis compas e inicio la escalada.

Arranco con el primer largo. Los primeros 45 metros de caliza los disfruto un montón, pero hay que escalar con cuidado ya que este tipo de caliza es diferente a la caliza 100% estable del Naranjo. Este terreno es muy inestable y hay que probar cada paso que se da, lo que demora más la escalada. Todo esto es nuevo para nosotros, hay muy buenos agarres para las manos y muy buenos apoyos para los pies, pero es un terreno sumamente aereo, la vía es muy vertical, la sensación de vacío nos hace pensar mas de una vez cada paso que damos. Vuelvo y repito 😉 Esto demora aun mas la escalada y ustedes saben que al tiempo esto poco le importa, el solo sabe seguir y seguir…. Carlitos lucha en el tercer largo con un techo que le exige muchísimo y le hace sufrir mas de lo esperado. El tiempo sigue corriendo. Cada largo que escalando nos preguntamos “Esto es un V+???”, claro que si lo es, pero es Ordesa, donde todo es vertical y todo te exige al máximo. La vía es muy sostenida, muy vertical, no te da tregua, no te suelta a ningún momento, hay que estar muy atento en cada paso. Lo estamos disfrutado mucho, es una gran escuela. Vamos tarde, punteo el cuarto largo, este tiene una travesía hacia la derecha, la misma que nos aleja de la linea perpendicular al piso, que venimos siguiendo, lo que a su vez hace que nos alejemos de un posible escape hacia abajo, rapelando lo ya escalado de la vía.  No me pregunten por qué, pero no le puse mucha atención y decido seguir con el plan que tenía en mente (tercera). Ahora la única salida que tenemos es por arriba y hacia allá apuntamos.

Seguimos escalando y el tiempo nos sigue adelantando, nos encontramos todos en el séptimo largo de la vía. El lado bueno es que “sólo” nos quedan 3 largos mas y salimos, el lado no tan bueno es que ya son las 19:30 horas y la luz es mas baja. El Alejo inicia este largo que nos lleva justo a la base del gran techo. Carlitos y yo nos quedamos esperando, apenas escuchamos “Asegurados!!!!”, los dos salimos impulsados por toda la adrenalina que genera nuestro cuerpo al ver que la luz se va. Lo recuerdo muy bien, escalamos como desaforados, lo mas rápido que podíamos. Llego a la estación y veo a Carlitos que busca la linterna en la mochila y prepara el equipo para seguir. Pienso “Ya es demasiado tarde…. imposible salir sin luz estos dos largos que nos faltan…. tendremos que pasar la noche en la pared”…. no me pregunten por qué, pero en esta ocasión SI puse mucha atención y decido parar con el plan que tenía en mente. La cosa es clara, tendremos que pasar la noche en la pared a casi 200 metros del suelo, en un hermoso balcón de 1,5 metros de ancho por 2 meNoche en la paredtros de largo, con una vista a lo bestia del valle de Ordesa. No fue el frío  ni el hambre, ni la sed, ni las ganas de ir al baño, ni el ir al baño lo que más nos costó en ese vivac. Lo que mas cuesta en un vivac es tratar de matar el tiempo…. Fueron 12 horas de espera hasta que sabíamos que podíamos volver a escalar. Vimos pasar aviones, pasar estrellas, la luna menguante nos acompañó gran parte de esta vela, pasaron ráfagas de viento helado (más conocido como chiflones 😉 ), hasta un ratón pasó de vez en cuando verificando que nos encontremos bien.

Al siguiente día, golpeados todavía por la larga noche y lo poco que habíamos dormido,  tiritando todavía por el frío y con el cuerpo maltratado por la escalada del día anterior, nos levantábamos de a poco, para iniciar esa jornada. Nadie quiere iniciar la escalada, todos nos vemos, pero nadie se ofrece de voluntario. Por presión mas que por democracia, el Alejo es el elegido para puntear ese largo. Sube los primeros 2 metros pero se le nota muy pero muy nervioso, muy sincero con nosotros nos dice que el no va de primero este largo, se baja. Y ahora???…. Bueno hay que salir de aquí y me ofrezco de voluntario para resolver ese largo. Todavía con frío y puesto la chaqueta de plumas, inicio la escalada. La regla principal en este largo es no caer, es una zona muy aérea,  no quiero regresar a ver. Ya en la mitad del largo dos problemas, el primero nada complicado, el sol ya me calienta así que parar y guardar la chompa de pluma. El segundo es más complicado, yo debería medir como mínimo 1,70m de altura, para poder resolver el siguiente paso, la naturaleza no me da, en pocas no clasifico (yaaaa basta de risas)…. la única persona en nuestra cordada que lo puede resolver es Carlitos (1,79m), ya nada, improvisar una estación y que suban los compas. Carlitos ya recuperado de la mala noche resuelve el paso no apto para talla S y seguimos escalando.

Salimos de la viaEran las 12:30 del 4 de octubre cuando salíamos del Diedro del 73…. que gran vía, que alegría, que sol, que día, que noche, que sed, que amigos, que satisfacción, que hambre, que largo camino de regreso, que dolor de manos, que dolor de pies, que linda experiencia, que esperamos hay que bajar…. A buscar el sendero hacia la ruta de bajada, llegar a la entrada del parque y dos horas mas de jalar pata hasta llegar al camping. Eran las 17:30 del 4 de octubre cuando dejamos nuestras mochilas frente a nuestra carpa y nos sentamos agotados y satisfechos a conversar de toda esta locura…. Estábamos en “casa”, ese es uno de los sentimientos más lindos de la montaña, sentirse de regreso 😀

SAludos

JOse

Anuncios

4 comentarios en “el diedro del 73

    • chicos!!!
      bueno bueno bueno, asi escrito es muucho mas entretenido que cuando me contaron en persona!! menuda noche…me alegro que al final lo pasaran “tan bien” jejeje
      no me pregunten porque pero…. JAJAJAJAJAJAJA

      un fuerte abrazo desde sabiñanigo!!!

      P.D.: año 90, parches de cinta americana, arreglos improvisados…pero…y los perros?? se olvidaron de los perros!!! ;)))

      mucha suerrrrte y nos vemos por sevilla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s