ninguna es igual….

Es común que te pregunten “cuántas veces has subido a la cumbre” de tal o cual montaña…. Y la siguiente pregunta, por lo general, viene a ser “Y no te aburre haber subido” las veces que hayan sido, o también puede ser “y por qué sigues subiendo”….

En realidad, creo que nunca me he aburrido subiendo una montaña, y créanme que han habido veces que he querido explotar, como aquella vez en el Chimbo…. mmm mejor lo dejamos ahí ;)…. También hay veces en que te preguntas por qué ir una vez más a la misma montaña???, ocasiones en que sientes que la montaña no te llama y prefieres ir a los brazos de otra (montaña, me refiero a la MONTAÑA ;)). Y han habido ocasiones en que te cuestionas el por qué pasa eso?. Pero muy lejos de que sea un tema de preocupación es más un tema de convivencia con la montaña.

Cumbre CotopaxiEste 2012, inició con un escenario montañero muy poco común, con el próximo fin de semana van a ser tres fines de semana seguidos que he salido a guiar. Algo que lo hago muy esporádicamente, pero que este enero coincidió que haya sido así. 14 y 15 prácticas en el Cayambe, 21 y 22 cumbre del Coto; y este 27 y 28 nuevamente cumbre del Coto. Para serles sincero sí ha llegado a ser una carga. He llegado a sentir que lo estoy haciendo por obligación y no por gusto y darme cuenta de eso me ha puesto a pensar mucho. Bueno sin ponerle mucho drama al tema y buscando el lado bueno de todo esto, la cosa va mas o menos así.

  • Esto de las guiadas de fin de semana seguido, es un tema netamente circunstancial. No es algo que pase todos los meses, y que por salud mental no debo dejar que vuelva a pasar 😉
  • Sigo compartiendo estas experiencias con amigos y eso es un valor agregado a lo beeeeestia 🙂
  • Los grupos están conformados por gente muy interesante.
  • Puedo, de alguna forma, ayudar a un muy buen amigo, que es quien me toma en cuenta en estas guiadas esporádicas. Y estoy inmensamente agradecido porque me tome en cuenta y por poder ayudarle.
  • Además que un dinerito extra nunca cae mal. Pero está muy claro que este no es el factor predominante.

Aclarado todo esto, me quedo mas tranquilo. Voy con todo el gusto del mundo este fin de semana a la montaña a compartir con los amigos, de estos días lejos del mundanal ruido de la ciudad. Alegre por que voy a apoyar a un grupo de gente a cumplir uno de sus sueños. Y lo mejor de todo es que sigue muy claro que hacer montaña no es el medio, hacer montaña es el fin; disfrutar de todo lo que este estilo de vida me da…. ese es el fin. Cuáles son los medios para conseguir este fin??? puede ser un buen tema para una futura entrada 🙂

Está claro que sigo disfrutando el ascender a una montaña y que ninguna cumbre es igual. La llegada a la cumbre de este fin de semana era de color dorado, ese dorado que sólo el sol puede lograr…. Ese momento pensé que así debieron haber imaginado los españoles la entrada a la cuidad escondida de El Dorado.

Lo que sigue siendo igual en cada salida a la montaña, en cada cumbre, en cada refugio o campamento es la alegría que siento de poder seguir saliendo a la montaña. La alegría que siento al llegar a una cumbre y la alegría que siento cuando regreso a casa. Y este fin de semana una vez mas estuve ahí…. y ahí volví a llorar como la primera vez que pisé la cumbre del Cotopaxi hace mas de 17 años.

JOse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s